Mi experiencia con la maternidad - Son cosas de Madres

Mi experiencia con la maternidad

0

Hace tiempo leí un artículo de una bloguera que decía que la maternidad la estaba literalmente torturando.

bebe_increibles

Si bien es cierto que todas vivimos la maternidad de una manera distinta (todo depende de cómo te salga el bebé…) hay muchas opiniones y gente que te cuenta “reglas” a seguir para que todo vaya a mejor.

En mi opinión cada una nos toca vivirlo como nos toque, quizás tenemos suerte con el primero y con el segundo nos tiramos de los pelos, quizás la tortura empieza con el primero y el segundo viene tranquilito sabiendo que a su madre no le gustaría tener otro trasto en casa, o, quizás, en el mejor de los casos, el primero, el segundo y los que sean, vienen siendo unos angelitos y no te dan trabajo ninguno.

Lo cierto es que mi experiencia con la maternidad tira más a la tortura que al cielo, me temo. Aunque quiero pensar en cosas bonitas, e imaginarme la maternidad como una experiencia preciosa y algo que quiero recordar siempre… ahora mismo me siento “torturada”. Y no me importa decirlo públicamente.

bebe_whaat

Mi experiencia:

1) Falta de sueño: El ser madre implica estar de guardia las 24 horas del día, 7 días a la semana. No he conseguido dormir una noche entera desde hace casi 4 años. CUATRO AÑOS.

bebe_duermemientrascome

Estoy muy cansada.

Sí que es cierto que he intentado de todo, pero es que no hay nada que consiga evitar que mis hijos se despierten en medio de la noche. Alguna vez, en mis noches de insomnio, he pensado que algún día de estos moriré de privación del sueño (por algo es una tortura china).

2) El embarazo: Mi primer embarazo fue precioso, durante unos 3 meses en el segundo trimestre. El resto, y el total de mi segundo embarazo, fue un infierno de vómitos, ansiedad y dolor de espalda. Por no mencionar el hecho en sí de “dar a luz”.

girl_says_no

No me veo capaz de pasar por todo esto otra vez.

3) La recuperación del parto y del embarazo: Si tienes un hijo después de los 27 años, tu cuerpo no volverá a ser el mismo que era antes.

vintage_gym

Ya puedes contratar un buen entrenador y aplicarte bien en el gimnasio, porque no habrá manera de que vuelvas a sentirte igual.

4) La depresión post-parto: es una depresión y es una mier—.

5) Los programas de TV para niños: Salvo algunas excepciones, los dibujos animados que ponen para los niños hacen que me entren ganas de clavarme un lápiz de colores en las orejas para no tener que escucharlos más.

ranma

¿Es que ya no hay dibujos como los de los 80?

6) Manutención de los niños: A los niños hay que vestirlos y alimentarlos. Es más sencillo alimentar y vestir a animales salvajes de lo que es a algunos niños (mis hijos más concretamente), no les gusta comer casi nada y la mayor le encanta vestirse como lo que he denominado “a lo Lady Gaga”.

costume

7) Pañales: El trabajo de madre, que venía sin instrucciones… incluye mucha caca. Demasiada. Por todas partes. Y si además tienes un niño, prepárate porque se te van a mear encima a diario. Ah, importante y que no debe ser olvidado… caquitas de princesa y de príncipe en la bañera.

no

No es agradable.

8) Mantener la casa limpia: Los niños desordenan todo allá por donde pasan. Y luego no mencionemos la de ropa que hay que limpiar “a diario”. Luego de limpiar toda esa ropa hay que secarla, plancharla y ordenarla cada una en su sitio.

noseeee

¿Cómo es posible que todo se ensucie y se desordene de esta manera si supuestamente no vivo en un zoo?

9) El cerebro de una madre: La privación de sueño, la exposición excesiva a los dibujos idiotizadores, y el constante porqué porqué porqué porqué porqué… te fríe el cerebro. Simplemente, lo fríe. Es por esto que algunas madres buscamos una escapatoria escribiendo en páginas web, visitando otras páginas web, donde esperamos encontrar una vía de escape donde desahogarnos.

baby_Sad

grrrrraaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhh!!!!

10) Miedo: tener un hijo significa tener miedo a todas horas del día. Tienes miedo de que se haga daño, de que enfermen, de que se mueran, tienes miedo de que tú te mueras y los dejes huérfanos, tienes miedo de que ellos te pregunten cosas para las que no tienes respuesta, tienes miedo de que no les gusten los libros tanto como te gustan a ti, tienes miedo de que un día les rompan el corazón, …

tren_choca_gato

Esto es lo que pasa en esas raras noches en las que tus hijos sí que finalmente pueden dormir, pero tú no.

Después de esta lista… lo que amo:

1) Mis hijos: Son increíbles, son pequeñas criaturas que me llenan de vida con una luz y un amor, que muchas veces me abruma. Me hacen reír, me hacen llorar y me hacen reír hasta que lloro, todos todos los días. Hacen que esté orgullosa de mi barriga flácida, de mi pelo enredado, de mis ojeras, … etc, porque esto es la prueba de que estoy haciendo un trabajo con estos niños, esto es una prueba del milagro que he hecho, de estos niños sin los que yo no podría querer tanto como puedo querer ahora. Hago esto por mis hijos y para nada me arrepiento, lo hago muy encantada. Mis hijos por los cuales haría cualquier cosa.

self_five

Mis hijos por los cuales la maternidad, aunque muy cansada, vale la pena.

Termino de escribir esto casi a las 3 de la mañana. Buena manera de empezar mis andaduras en la web de este grupo de amigos que me ha pedido que escriba algo aquí ;)

¡Un abrazo a todos!


Si te ha gustado: